Las mejoras en el control de la producción y la garantía de que los envases que comercializan son 100% seguros y aptos para contener productos orientados al consumo humano han permitido a las empresas de Cartonajes La Plana obtener la certificación BRC-IOP de la British Retail Consortium (BRC) en su planta productiva de Betxí (Castellón), consolidando su apuesta por el sector alimentario y su posicionamiento como uno de los referentes en el sector del cartón ondulado en España.

La firma castellonense fue una de las primeras compañías españolas dedicadas al envase y embalaje de cartón ondulado en obtener un certificado de seguridad alimentaria europeo Good Manufacturing Practice Standard (GMP) de la European Federation of Corrugated Board Manufacturers (FEFCO). Ahora, la firma cartonera extiende esta política de implantación de envases seguros para el sector alimentario a todas sus plantas productivas del Grupo, comenzando por la citada de Betxí, con la obtención de la certificación BRC-IOP, la norma más difundida en los mercados internacionales. Actualmente, la planta productiva de Onda (Castellón) y Cenicero (La Rioja) se encuentran en proceso de certificación de la misma norma, que se sumará a las ya disponibles ISO-9001 y 14001, de calidad y gestión ambiental, respectivamente, integrándose en los sistemas de gestión de la organización.

El Protocolo BRC-IOP (Global Standard for Packaging and Packaging Materials) es una versión especial de la norma BRC destinada a los fabricantes y proveedores de materiales en contacto con alimentos, envases y embalajes, y que actualmente también se empieza a demandar por fabricantes de productos médicos y farmacéuticos, cosméticos y artículos para bebé, entre otros sectores.