La expansión y diversificación de productos y mercados que Cartonajes la Plana ha experimentado en los últimos años, unido a las nuevas tendencias en el diseño, calidad e impresión de los embalajes, ha llevado a la empresa a adaptar paulatinamente su proceso de producción y ventas.

Además de la apuesta por la inversión tecnológica e innovación que siempre ha caracterizado a la compañía, recientemente se ha potenciado el área de asistencia técnica a clientes para adaptar mejor el producto a cada demanda, así como optimizar la calidad e impresión para cubrir necesidades de diferentes sectores, como el agrícola, bebidas y, sobre todo, alimentación.

En este sentido, para niveles de calidad de impresión exigentes, la empresa ha abierto en 2014 una línea de productos Offset, aunque por el momento se necesita subcontratar el proceso de impresión y el pegado del papel al cartón ondulado o contra colado. Esta orientación al servicio ha estado presente desde los inicios de la empresa y puede observarse a través de la evolución en las técnicas y en la calidad de la impresión de los embalajes que fabrica.

Desde los procesos de impresión sencillos que requería al principio de la actividad el sector cerámico y la industria en general, hasta la gran importancia adquirida más tarde por los productos de alta calidad que demandaba el sector hortofrutícola y la mayor exigencia en la impresión del sector alimentario, donde los embalajes están en continúa innovación.