En la planta de Betxí se ha llevado a cabo una importante inversión en el sistema contra incendios que aportará mayor seguridad a toda la planta. La instalación consiste en un nuevo depósito contra incendios, nuevas bombas de impulsión y renovación total del sistema de detección en planta y oficinas.