Gracias a la estrecha colaboración que Cartonajes La Plana mantiene con comerciales externos en catorce centros de montaje distribuidos por casi todo el territorio peninsular,

la empresa ha podido afrontar con éxito la expansión del sector agrícola y distribuir sus productos en casi todas las comunidades españolas y parte de Portugal, lo que le ha permitido crecer y adquirir mayor solidez, creando incluso empleo, en tiempos de crisis.

El año pasado el incremento global de las unidades vendidas en todos estos centros fue de un 36%, mientras que en 2012 fue de un 8,4%. Por otro lado, las plantas de montaje representan una parte muy importante de las ventas del sector agrícola en la empresa.