Con el objetivo de eliminar completamente el vertido generado en la limpieza de impresoras, se ha puesto en marcha un proyecto innovador de recuperación y reutilización mediante la separación de aguas limpias y concentración de la tinta, de manera que no se producen vertidos ni residuos. Las aguas se emplean en la fabricación de colas y la tintas se vuelven a usar para imprimir.

En la planta de Betxí se ha puesto en funcionamiento una planta piloto con resultado satisfactorio, por lo que Grupo La Plana prevé la instalación de estos equipos en todas sus plantas productivas.

Aunque supone una inversión importante, la empresa está motivada con este proyecto, por estar alineado con nuestros principios de respeto al medio ambiente, reducción de costes y de consumo de agua.